domingo, 23 de septiembre de 2007

Calle 13

Calle 13
Sea a través de rap, reggaetón o por medio de una fusión de música tropical, alternativa y urbana, el dúo de medio-hermanos compuesto por René Pérez "Residente" y Eduardo Cabra "Visitante", lleva el flow a otro nivel con el lanzamiento de Residente/Visitante, su segundo material discográfico que muestra ser superior a los demás. El dúo ha logrado popularidad debido a su lírica astuta y expresión impactante; no tiene pelos en la lengua y por lo tanto ha convertido la crítica social en su marca, más sin embargo mantiene el buen sentido del humor y ha logrado aceptación dentro del mundo de la música urbana. “Todo lo que hacemos debe incitar una buena discusión”, dice René, cuya retórica y chispa se manifiestan a través de las letras florecedoras de su rap. “El tipo de discusión con un lado positivo, para que la gente hable de lo que le da la gana”.

Calle 13 es la nueva fuerza que ha causado sensación por retar el ritmo ‘dem bow’. Sus integrantes han vuelto a definir la palabra “calidad” con líricas poderosas y arreglos originales en lo que hoy en día se ha denominado sonido urbano alternativo.

Sus sobrenombres provienen de su infancia en Trujillo Alto, Puerto Rico. Como eran medio-hermanos pero vivían en casas diferentes, cada vez que Visitante iba al reparto donde vivía su papá, lo anunciaban como el “visitante”. Y como René era el que residía ahí, lo llamaban el “residente” y cuando andaban con amigos, le decían “los de atrás”. Entonces le pusieron a los músicos “Los de Atrás… vienen Conmigo”. Este grupo de viejos amigos, que ha trabajado juntos hace años, incluye a los percusionistas Héctor ‘Coco’ Barez y Andrés ‘Kino’ Cruz, el baterista Ismael Cancel, el bajista Jonathan ‘Bote’ González, el guitarrista Mark Rivera, Edgar Abraham en el clarinete, Arturo Verges en el trombón y Cheito Quiñónez en la trompeta.

“Nosotros somos como familia”, dice Residente de sus amigos músicos, quienes lo han apoyado desde el principio. Invita a Visitante a comentar sobre los muchachos: “Nos conocemos hace una pila de años. Juntos hemos hecho muchísima música, muy bien definida, y hemos viajado y compartido momentos muy importantes”. Este lazo familiar también los ha llevado a colaborar con Ileana, su hermana de 17 años, conocida como PG-13. Aporta melodías potentes y alcanza registros altos, igual como en varios números exitosos del primer disco. En estos momentos están desarrollando su primer álbum.

Aunque el primer CD de Calle 13 obtuvo mala fama debido a sus líricas y comentarios picantes, Residente (con su voz intensa) ha mantenido esa misma línea no-conformista y de doble tiempo. Por su parte, Visitante lanza líricas entre estrofas al compás de los arreglos afro-caribeños, folklóricos latinoamericanos y electrónicos que él mismo compone y programa. “Una de las cosas que se van a dar cuenta de este segundo disco es que algunas veces la música muestra más fuerza”, dice Visitante mientras se sienta en un sofá para descansar entre cambios de ropa. "Aunque las líricas son poderosas, han evolucionado; la interpretación de mi hermano ha madurado y se ha metido bien adentro de su rol—su rendimiento ha mejorado muchísimo”.

Se puede decir que definitivamente tiene todas sus bases cubiertas al colaborar con varios artistas de otros géneros. Igual de impresionante es el nuevo arreglo que le hizo a "Labios Compartidos”, de Maná que "La Peleíta”, el resultado de su reciente colaboración con Alejandro Sanz. En esta última podemos apreciar la manera en que Residente se expresa con un rap sin pelos en la lengua que complementa bien el himno de Sanz al noviazgo. Con la guitarra de Juanes de fondo, tira líricas como "Mujer yo voy a ser franco/si tu no me lo das, yo te lo arranco" suavemente. "[Sanz] nos llamó, y lo fuimos a ver en su casa en Miami. Es un tipo chévere”, dice Residente y a la vez admite que grabaron su voz con un micrófono barato en un cuarto de hotel.

Residente o Visitante, cuenta con la participación de estrellas de la talla de Gustavo Santaolalla (ganador de dos premios Oscar), La Mala Rodríguez, Tego Calderón, Vicentico, Orishas, Toy Kenobi y Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, entre otros. Ha unido a músicos de todas partes de América Latina para inyectar vida y sabor a la gama de números musicales en el disco que incluye todo desde la cumbia al tango, y desde el soul al folclore sudamericano.

Gustavo Santaolalla "tiene buena aura”, dice Visitante, quien colaboró con el productor argentino y su socio Anibal Kelpel en "Tango del Pecado”. "Hice el arreglo y le envié la música original. Luego, él la desarrolló un poco más y me la envió de vuelta. Fue muy emocionante para mí poder trabajar con él porque lo he seguido desde los días de Maldita Vecindad y Bersuit, y lo admiro porque ha creado sonidos imponentes”.

Así como esta nueva generación de músicos revolucionarios y sin reservas, Calle 13 se ha dado a conocer por haber criticado al Departamento Federal de Investigación Criminal y el gobierno de EE.UU. Asimismo, en su más reciente trabajo discográfico pone un énfasis sutil en la reforma migratoria a través del tema, "Me Voy Pa’l Norte”.

“No sé si de donde yo soy haya agrupaciones revolucionarias”, dice Residente. “Mas sin embargo sí hay personas que piensan igual que yo, pero el problema es que no hay mucha gente que tenga el valor para decirlo como es y entonces eso es lo que más me motiva. No significa que ahora me voy a poner más político, ¿me entiendes? Sólo te digo que me nace del corazón”.

Y ahora que está en apogeo luego de ser nominado a la 49na entrega de los Premios GRAMMY®, no lo ha vuelto demasiado ‘fabuloso’ para su bien. A Calle 13 no se la ha subido los humos a la cabeza en lo más mínimo. A lo contrario, sus integrantes comparten una forma campechana, alegre y sencilla. “Es bien chulo [ganar un GRAMMY] porque la industria te reconoce como artista”, dice Visitante. “Pero no vale más que el reconocimiento por parte del público. No vale más que el aplauso. Pero así todo es bien chulo, porque te das cuenta de que hay personas en la industria que son músicos y admiran tu trabajo. Es bueno porque estimula la competencia. Es más selectivo y el simple hecho de ser nominado ya en sí es un honor”.

Ha lanzado su más reciente CD al mercado luego de muchísima crítica por parte de los mejores exponentes de la música latina urbana en la última entrega de los Latin GRAMMYs. Esa noche Calle 13 se llevó tres gramófonos incluyendo Mejor Álbum de Música Urbana por su disco homónimo. Sin embargo, después de haber arrasado en los premios, otros reggaetoneros de grandes ligas, como Ivy Queen, vocearon su decepción a los medios. Ivy Queen se mantuvo diplomática y le deseo “suerte” con su próximo disco, pero no dejó de expresar su frustración por la manera en que se repartieron los premios.

Indemne, Residente y Visitante sobrevivieron las críticas y han seguido adelante sin mirar atrás. "Mi hermano está rapeando, pero creo que la música es lo que confunde a la gente”, dice Visitante con énfasis y refiriéndose al incidente. "Él está hablando de los reggaetoneros inútiles. No se refiere a los que lo hacen bien. Reggaetón tiene un esquema definido, tiene su propio estilo justo como lo tememos nosotros, y no es nuestro lugar competir con ellos en lo absoluto”.

Entonces es difícil refutar el hecho de que en su música existe algo que llega más allá de las bocinas. Algunos lo critican y otros lo bailan; no es raro ver a un esnob de música rock underground menearse al ritmo de Calle 13 o algún fanático elite del pop tarareando los raps más pegajosos de Residente. Está comprobado que Residente y Visitante funcionan en un nivel fuera de cualquier encasillamiento, limitaciones y exclusiones. Por lo tanto, su música ha pegado por esa pasión que tienen por mantenerse auténticos, y esto fácilmente podría ser la energía cinética detrás de todas sus grabaciones.

“No queremos separarnos de nada”, dice Visitante mientras sacude la cabeza de lado a lado. "Solamente tenemos nuestro flow", dice. "[Otros artistas] tienen su estilo y nosotros tenemos el nuestro, y la verdad es que hemos sido influidos de una manera diferente”.